Raspado y alisado radicular

Soluciones avanzadas para recuperar el hueso y la sonrisa.

Raspado y alisado radicular

Las enfermedades periodontales son problemas de salud buco-dental habituales, especialmente a partir de los 40 años. Además, las embarazadas debido a cambios hormonales son más susceptibles de tener gingivitis. En nuestra clínica de dentistas en el barrio del Pilar contamos con soluciones avanzadas para poner fin a estos problemas. El raspado dental y el alisado radicular son tratamientos para la gingivitis.

¿Qué es el raspado dental?

Se trata de una intervención realizada por un odontólogo profesional con instrumentos de ultrasonido. Es el procedimiento que se lleva a cabo en el caso de menor gravedad que una periodontitis, en cuyo caso se procede mediante cirugía periodontal.

El curetaje o raspado y alisado radicular tiene distintas fases. Antes de comenzar, se realiza un examen de la boca del paciente, para determinar la extensión de la enfermedad periodontal a tratar. Mediante un aparato se elimina el sarro y la placa bacteriana, así como cualquier otro resto que se encuentre en la zona subgingival.

¿El raspado dental duele?

Muchos pacientes se preocupan por las molestias de las intervenciones, como es lógico. Ten en cuenta que no es una limpieza dental convencional, pero gracias a la sedación consciente no supone ningún dolor. Ten en cuenta que dura entre una o dos horas nada más, y podrás volver a tu casa con normalidad y la boca sana en cuanto acabe el tratamiento.

Además, en nuestra clínica de dentistas en el barrio del Pilar nos preocupa el bienestar de nuestros pacientes. Nos aseguramos en todo momento de que la experiencia sea lo más agradable posible. Recibirás una atención personalizada durante todo el tiempo, para que puedas parar en cualquier momento, aclarar tus dudas o lo que necesites.

Nuestros consejos para el futuro

Muchas veces nos encantaría ir al pasado para poder aconsejar a nuestros pacientes que cuidasen mejor su higiene dental. A menudo llegan a nuestra clínica cuando ya tienen dolor, enrojecimiento, inflamación de las encías, etc. Lo importante es la prevención, para que el problema no aparezca o no se repita al menos.

Tras el raspado dental siempre os decimos lo mismo: hay que cuidar cada día la limpieza de la boca. No basta solo con cepillar los dientes dos veces al día. Se trata de llegar bien a todas las zonas de la cavidad bucal, mediante un cepillado completo, flúor y el uso de hilo dental. Esto es especialmente importante si estás embarazada, si usas ortodoncia y/o si ya has tenido alguna enfermedad periodontal en el pasado.

Primera visita gratuita

Consulta tu caso con nosotros, sin compromiso alguno. La opinión de un experto te ayudará a resolver tus dudas y te podremos ofrecer un diagnóstico adecuado. De esa forma podrás tomar las mejores decisiones para tu salud bucodental con información fiable. Rellena el siguiente formulario y nosotros te llamamos.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

He leído y acepto la política de privacidad

[recaptcha]

No hay comentarios

Deja tu comentario: